La pandemia del coronavirus en el mundo ha llevado a que las sociedades y las empresas se vean en la obligación de innovar en sus métodos para poder salir adelante. De esta manera, aspectos como el teletrabajo, que existían desde hace tiempo, han regresado a la opinión pública en forma de solución para mantener trabajando a las empresas y los distintos organismos del Estado.

Claramente, el mercado inmobiliario no queda fuera de esta necesidad de transformación. Desde hace tiempo, el mercado inmobiliario tenía ya la necesidad de adaptarse a las tendencias de las nuevas generaciones de consumidores, lo que se conoce como generación millennial. Hacer uso de las nuevas tecnologías se vuelve no solamente una preferencia, sino también una necesidad para quienes se dedican a las bienes raíces, especialmente en un contexto de emergencia y aislamiento social.

La industria de bienes raíces no es ajena a la necesidad de generar nuevos modelos de trabajo, sosteniéndose sobre los avances tecnológicos que crecen a pasos agigantados. En este sentido, se encontrará un fuerte apalancamiento en la tecnología para poder agilizar y también apuntalar los procesos inmobiliarios.

Avances tecnológicos aplicables a las bienes raíces

Internet de las Cosas, domótica, realidad virtual, macrodatos, crowdfunding, portales inmobiliarios, espacios de trabajo colaborativo y open banking son algunas de las herramientas que permiten facilitar las operaciones inmobiliarias e implementarlas a través de red.

Los sitios web, WhatsApp, la videoconferencia y el email se han vuelto herramientas imprescindibles para el mercado inmobiliario.

La relación entre los vendedores, los compradores, los inversores e inquilinos ha cambiado. Esto ha llevado a modificaciones en los vínculos, además, con las inmobiliarias, con los brokers y con los constructores. Haciendo uso de las nuevas tecnologías, se puede asistir, en un contexto de crisis, a un repunte y transformación del mercado inmobiliario mundial.

Hoy, las inmobiliarias tienen la posibilidad de ofrecer recorridos virtuales por las propiedades. También pueden brindar imágenes del entorno. Pueden generar contenidos audiovisuales de alta definición y filmaciones con drones que permitan conocer los alrededores de una propiedad. Estos son algunos de los recursos actualmente disponibles que pueden implementarse.

Conozcamos el Prop Tech

Un concepto clave en este sentido es el de “Prop Tech”. El mercado conocido como Prop Tech ha existido, en realidad, desde el año 2000. En general, hace referencia a las empresas que hacen uso de la tecnología para poder mejorar o reinventar sus servicios dentro de lo que es el mercado inmobiliario.

Los servicios que cubren incluyen actividades de alquiler, compra y venta de propiedades. Pero, además, se incluyen servicios vinculados a la construcción, la remodelación, el mantenimiento y la administración de activos comerciales o residenciales.

El Prop Tech es considerado como una oportunidad por excelencia para la reinvención del sector inmobiliario en formato digital. Teniendo en cuenta los avances recientes que se han dado con respecto a las herramientas de análisis en línea, las empresas y los emprendedores han encontrado motivaciones para enfrentar y resolver los desafíos más complejos del mercado inmobiliario en un contexto complicado como el actual.

Desarrollos y nuevas posibilidades

Los avances tecnológicos en el campo del mercado inmobiliario han mejorado sustancialmente la capacidad de análisis, tanto técnico como financiero, a través de la web. Esto se da especialmente vinculado al Big Sata, donde las nuevas plataformas están buscando democratizar los datos del sector inmobiliario para sus clientes. Una plataforma de Big Data es capaz de proporcionar información muy detallada acerca de comunidades específicas. Dentro de esta información encontramos cuestiones de vida cotidiana, como es el caso de la ubicación de supermercados y escuelas cercanas.

Otro aspecto clave se encuentra en la realidad virtual. Desde hace tiempo, esta se ha ido convirtiendo en un servicio esencial para el sector inmobiliario. Haciendo uso de la realidad virtual, un comprador puede ser capaz de realizar tours virtuales de la propiedad, independientemente de dónde se encuentre. Esto es especialmente útil en contextos de aislamiento y movilidad reducida en las ciudades como consecuencia de la cuarentena.

Si bien todavía se considera que este tipo de recorridos no pueden reemplazar las visitas tradicionales presenciales, sí les permiten a los vendedores exhibir las mejores características de las propiedades, favoreciendo el proceso de selección. Es, también, una manera de generar más interés.

También se están implementando con mayor frecuencia en el mercado inmobiliario tecnologías vinculadas a la geolocalización, a los dispositivos inteligentes y al Blockchain. Todos ellos, orientados a mejorar exponencialmente la experiencia en línea para los potenciales clientes.

Categorías del Prop Tech

Dentro de lo que se considera el mercado o rubro del Prop Tech, se emplean siete categorías. Estas apuntan a dividir a las nuevas empresas en el mercado. Estas categorías son las siguientes:

  • Classifieds (plataformas de mercado)
  • Realidad virutal
  • P2P (Peer to peer)
  • Plataformas de inversión e hipotecas
  • Big data
  • PMS (Property Managment softwares)
  • Domótica (IoT)

Se trata de categorías que apuntan a generar divisiones de las empresas en función de los servicios que estas ofrecen o de las tecnologías que emplean para el desarrollo de su actividad. Consiste en hacer referencia al modo en que las empresas reinventan sus procesos para mejorar la experiencia de los usuarios y generar nuevas condiciones de desarrollo del mercado inmobiliario.

En un contexto de creciente digitalización y de aislamiento social a nivel mundial, el mercado inmobiliario necesita reinventarse para poder salir adelante. Cuando esta situación se supere, el repunte del sector inmobiliario necesitará adaptarse a las nuevas costumbres y formas de las actuales generaciones de compradores e inquilinos.